Inauguración de sala de lactancia materna

Margarita Moreno
05/09/2017

En el marco del cumplimiento de Ley de Promoción, Protección y Apoyo a la Lactancia Materna, la UCA inauguró, el 30 de agosto, su sala de lactancia materna, disponible para empleadas, estudiantes y visitantes en período de lactancia, con el fin de que puedan amamantar a sus bebés o extraer y resguardar su leche en un espacio cómodo, higiénico y seguro.

En el acto de inauguración, realizado en la Sala del Consejo Universitario, Yesenia Sánchez, jefa de la Oficina de Personal, indicó que con este esfuerzo “no se trata solo de cumplir un artículo de una ley”, sino que se dan pasos concretos en la defensa de aquello que es fundamental para la Universidad: “La vida, en este caso desde sus inicios”.

En esta línea, Lidia Salamanca, rectora en funciones de la Universidad, aseguró que “el primer gran efecto que tienen la inauguración de la sala es que, como sociedad y como UCA, se reconoce que el papel de las mujeres va más allá del trabajo vinculado al ámbito reproductivo y que la lactancia materna tiene un gran impacto en una etapa vital del ser humano”. En este sentido, explicó que con este nuevo espacio “se asume el compromiso institucional de compartir la responsabilidad en el proceso de la lactancia materna”, pues “es una tarea no solo de las mujeres, sino de la sociedad”.

En la actividad también participaron representantes del Centro de Apoyo de Lactancia Materna (Calma), una organización sin fines de lucro que acompañó a la UCA en el planteamiento del proyecto de construcción de la sala.

La directora de Calma, Ana Josefa Blanco, aseguró que la lactancia materna recibe poco apoyo y presupuesto desde el Estado. Incluso, siendo tan importante en la lucha contra la desnutrición infantil, tomó veinte años la aprobación de un marco legal que garantizara este derecho.

Respecto a la situación de las madres lactantes activas laboralmente, se refirió a la Encuesta de Salud Familiar de 2008, que refleja que el trabajo es la tercera razón del abandono de la práctica de la lactancia materna, sumada a la falta de apoyo del entorno de la mujer y de su círculo familiar y comunitario.

Por esto, con la sala, para Blanco, “se da un paso en la protección de la mujer lactante trabajadora, y la UCA da un salto de calidad al poner a disposición de la comunidad educativa y visitantes este espacio, para que las mujeres puedan hacer valer su derecho a la lactancia materna”.

La sala de la lactancia materna, ubicada en la primera planta del Edificio Administrativo Anexo, cuenta con el mobiliario adecuado para que la madre lactante pueda amamantar a su bebé o extraerse la leche y resguardarla en refrigeración.