Universidad Centroamericana José Simeón Cañas


Lealtad con la realidad

16/06/2017
Vota
  • 4.9 estrellas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
23 Votos
2

Es muy conocido el cuento de dos astutos y tramposos sastres que engañan a un rey haciéndole creer que le confeccionarán un hermoso traje solo visible para los inteligentes. Para no pasar por tontos, el rey y toda su corte fingen ver la prenda. Así, el monarca sale a la calle desnudo, provocando la burla de todo su pueblo. Algo parecido suele suceder cuando la realidad es dura, diferente o incluso contraria a lo que se desea o sueña, sobre todo cuando se ostenta poder. Muchos funcionarios e instituciones políticas se alejan de la realidad diaria de la gente para construirse una imaginaria, cortada y cosida a su medida. Y cuando se enfrentan a visiones de la realidad distintas a la fabricada, las rechazan o las interpretan como manipulaciones que responden a intereses contrarios.

Las encuestas de opinión pública son una herramienta científica para conocer lo que la gente piensa sobre determinada temática o cuestión. Por tanto, no reflejan directamente la realidad, sino cómo la gente la percibe. Tampoco predicen lo que sucederá en el futuro; son una fotografía de lo que la gente ve y opina en un momento determinado. Por eso lo que reflejan las encuestas es tan importante: son una canal de expresión de la gente y ofrecen datos de la opinión pública que los especialistas y los que quieren escuchar a la población deben analizar y explicar. Además, las encuestas que se realizan periódicamente permiten obtener, además de opiniones y percepciones coyunturales, tendencias que deberían ser de absoluto interés para los que ejercen o aspiran a ejercer el poder. Por ejemplo, cuando a lo largo del tiempo hay una tendencia a ser calificado desfavorablemente, lo que habría que hacer no es deslegitimar encuestas, sino preguntarse por qué la gente ve las cosas así.

El más reciente sondeo de opinión pública del Iudop muestra una visión ciudadana muy negativa sobre la realidad del país, y ello debe preocuparnos a todos, no solo al Gobierno, pues debemos dar por cierto que si la gente dice que El Salvador está mal, algo de razón tiene. Y esa preocupación debe conducir a la reflexión, especialmente en el caso de los actores políticos y los tomadores de decisiones. Hay que preguntarse por qué los salvadoreños tienen una visión sobre la realidad tan distinta a la de las autoridades. Ciertamente, los medios de comunicación ejercen influencia sobre la opinión ciudadana, pero ¿tan negativa percepción sobre la dinámica nacional obedece solo a los medios? ¿Las encuestas buscan posicionar esa opinión negativa, como se afirmó hace poco, o más bien la recogen?

Negar la realidad solo lleva a engaños y a tomar decisiones equivocadas, que no hacen más que empeorar la situación. Por el otro lado, fijarse solo en aquello que deja mal parado al contrincante político es perverso y dañino, pues no lleva a la solución de los problemas ni atiende las necesidades de la gente. Tantos unos como otros solo buscan el poder, conservarlo o recuperarlo. La encuesta, insistimos, es una fotografía de momento de la opinión de la población. Quienes se descubren afectados por esa opinión deberían aprovecharla para reflexionar sobre su propia gestión e intentar responder a las exigencias que dicha opinión plantea. Es indispensable escuchar a la gente. Con cerrarse en banda y deslegitimar toda opinión desfavorable diciendo que forma parte de una campaña de los opositores no se logra nada. La única lealtad que puede exigirse es con la realidad; lo contrario es fabricar y vender espejismos.


  •   Compartir


© Todos los derechos reservados.


Comentarios

Carlos
16/06/2017 09:54:27 PM



2

5
Las encuestas hablan de un pueblo ya Harto de politicos mentirosos, ladrones, sinverguenzas, carasduras, sin respeto a las necesidades y reclamos de la coudadania ,viciosos,adulteros,criminales y q usan las leyes y el poder para Oprimir mas a la gente con nuevos impuestos que nuncan dan detalle en q y en q cantidada y pata q han sido ocupados. Realmente es espantoso a q Nivel de Degradacion Moral,Etica,Humana y Espiritual se ha llegado Hemos convertidp a este pais en una Gran Cueva de Ladrones.



Roberto a.
16/06/2017 04:35:05 PM



8

2
Excelente analogía, aplica.




Deje su comentario

No se publicarán comentarios insultantes, que no aborden directamente el tema del texto o escritos solo en mayúsculas.


Nombre:

Comentario:

Caracteres disponibles:1000

¿Cuánto es (2 + 4) ?: