Universidad Centroamericana José Simeón Cañas


"No somos como ellos, que en la guerra querían destruir a la gente"

21/06/2017
Vota
12 Votos
1

Ante la solicitud de conmutación de pena presentada por la Compañía de Jesús y la UCA a favor de Guillermo Benavides, militar implicado en la masacre ocurrida en el campus de la Universidad en 1989, el 13 de junio se llevó a cabo un conversatorio para analizar los objetivos y alcances de la acción jurídica, y su vinculación con la justicia restaurativa. La actividad estuvo a cargo del P. José María Tojeira, director del Instituto de Derechos Humanos de la UCA (Idhuca); y Manuel Escalante y Arnau Baulenas, abogados del Idhuca.

Luego de que se declarase inconstitucional la ley de amnistía, explicó Escalante, “la ley dejó de existir”, anulándose así sus efectos. Para Guillermo Benavides (único condenado en El Salvador por un crimen ocurrido durante la guerra civil), ello implicó regresar a la cárcel para cumplir la pena de 30 años que se le impuso por su participación en los asesinatos de Elba y Celina Ramos, Ignacio Ellacuría y sus compañeros.

Constitucionalmente, frente a un delito hay tres alternativas: el Estado decide olvidar el crimen (amnistía); se castiga al delincuente y luego se le perdona, para que ante la sociedad y la ley se le considere inocente y libre de responsabilidad penal (indulto); y la conmutación de la pena, una figura que busca cambiar una pena mayor por otra menor por motivos humanitarios, morales o jurídicos. Las dos primeras alternativas, de acuerdo a la sentencia de inconstitucionalidad de la ley de amnistía, no aplican para los crímenes de lesa humanidad.

En este sentido, dijo el abogado del Idhuca, lo que la Universidad y la Compañía de Jesús solicitan “no es que el coronel Benavides adquiera la condición de inocente, sino que él, siendo responsable penal por los crímenes cometidos, recupere su libertad, entendiendo que la pena de 30 años se cambie por una menor, que serían los cuatro años que ya pasó detenido”. Acá, a juicio del jurista, es importante subrayar que Benavides ya fue juzgado y condenado por el sistema judicial salvadoreño, y que ha estado detenido en una prisión.

Por lo anterior, en la solicitud presentada al Ministerio, se pide que el nombre el excoronel se mantenga en los registros penales como uno de los culpables de la masacre en la UCA. De esta manera, de fallarse a favor de la conmutación de la pena, el imputado quedaría en libertad por motivos humanitarios, pero sería legalmente responsable del crimen. Este tipo de solicitudes “no se pueden activar sin justicia previa, pero tampoco sin la participación de las víctimas, que son el centro”, aclaró Escalante.

En esta línea, Tojeira indicó que las víctimas de la masacre en la UCA, es decir, la Universidad y la Compañía de Jesús, han mantenido durante todos estos años un posicionamiento coherente y constante: no se busca venganza, sino justicia, verdad, reparación, compromiso de no repetición de los hechos y perdón.

Con esta idea como centro, luego de una guerra civil es necesario buscar caminos que permitan alcanzar la reconciliación nacional sin abandonar la justicia. Por esto, aseguró el director del Idhuca, no se debe confundir la acción jurídica a favor de Benavides como una renuncia al derecho a la verdad y la justicia: “Vamos a abrir el Caso Jesuitas contra los autores intelectuales de la masacre en un futuro próximo (...) porque con ellos no se ha hecho justicia”.

Aparte del efecto jurídico que pueda tener la conmutación de la pena, la solicitud a favor de Benavides tiene otro significado en materia de justicia restaurativa: “El perdón parcial de lo más duro de la pena implica una superioridad moral frente a los que practicaron la locura de la guerra. Las personas que queremos paz no queremos destruir a los demás. Queremos que haya justicia básica que garantice que no habrá repetición de los actos. No queremos destruirlos [a los victimarios]. No somos como ellos, que en la guerra querían destruir a la gente. Eso es lo que significa buscar mecanismos de reconciliación, que las víctimas sean capaces de dar ese paso de superioridad moral que cambia el ambiente de destrucción que significa la guerra y sus actos”, dijo Tojeira.


  •   Compartir


© Todos los derechos reservados.


Comentario

Blanca Rosa Hernandez
29/06/2017 08:32:08 PM



1

1
Felicito a compania de Jesus, por reclamar justicia sin dejar de ser misericordiosos, porque fueron muertaas 8 personas inocentes de todas las acusaciones , por ser defensores delosmas debiles y necesitados. Que Dios siga actuando en la compania de Jesus para que se haga justicia. Buenas noches.




P. José María Tojeira

El P. José María Tojeira explicó algunas de las razones humanitarias para solicitar la conmutación de pena a favor de Guillermo Banavides (Foto: Dirección de Comunicaciones, 13/06/2017).









Deje su comentario

No se publicarán comentarios insultantes, que no aborden directamente el tema del texto o escritos solo en mayúsculas.


Nombre:

Comentario:

Caracteres disponibles:1000

¿Cuánto es (8 + 9) ?: